domingo, 4 de abril de 2010

El presente y futuro de los tanques rusos

La modernización y renovación del parque de material blindado es una de las tareas más importantes a las que se enfrentan las FF.AA. de Rusia.

Los objetivos concretos de este plan ya han sido dados a conocer al gran público y, como siempre en estos casos, están ya siendo motivo de concienzudos análisis y polémicas. Las FF.AA. tienen previsto reducir el número total de efectivos, aumentar gradualmente la fabricación del carro de combate Т-90, remozar los activos ya en servicio e invertir en el desarrollo del novedoso tanque T-95.

"RIA Novosti" se desplazó a la ciudad de Nizhny Tagil, en la región de los Urales, para mantener una interesante entrevista en exclusiva con Oleg Sienko, director general de Uralvagonzavod, la única empresa que fabrica carros de combate en Rusia.

Según el señor Sienko, el Т-90, diseñado a principios de los años noventa tomando como base la última versión del extendido modelo Т-72/Т-72B, se encuentra en un proceso de constante actualización y, hoy por hoy, es el único carro de combate ruso que tiene una línea de fabricación en serie.

En la actualidad, las Fuerzas Armadas rusas cuentan con unos 500 tanques Т-90, cantidad que se incrementa anualmente en unas modestas 60 ó 100 unidades. Dentro del vigente programa nacional de renovación, el Ejército ruso espera aumentar sustancialmente este volumen e incorporar unos 1.500 más.

Este mes, el Comandante del Ejército de Tierra, general Alexander Póstnikov sorprendió a propios y extraños al anunciar un pedido de 261 carros de este modelo para 2010. Todos los medios de información se hicieron eco de la noticia, así como del lógico incremento en la producción de los Т-90. Pero el director de Uralvagonzavod no confirmó este hecho:

"Todavía no hay ningún contrato firmado en esos términos. Desgraciadamente, los contratos que tenemos con el Ministerio de Defensa estipulan el suministro de una cantidad mucho menor de tanques. Claro está que nos encantaría recibir un pedido de ese calibre, ya que nos ayudaría a crecer como empresa y nos garantizaría un apreciable volumen de trabajo".

El Т-90 es el modelo de carro de combate con más éxito comercial fuera de las fronteras de Rusia. La cantidad de blindados exportados, con todos sus accesorios y piezas de repuesto, ronda las mil unidades.

La India es el principal importador pero, según los medios de información, las Fuerzas Armadas de Argelia también tienen estos tanques en sus arsenales. Asimismo, Rusia ya ha cerrado un contrato de suministro con Turkmenistán y existen acuerdos preliminares con Chipre, Libia y Arabia Saudí.

En otro orden de cosas, el Т-72 no va a caer en el olvido y se va a ampliar el proceso de su modernización, en virtud de su gran disponibilidad en el Ejército y una alta funcionalidad. La principal versión modificada del Т-72 es la Т-72BA. Se quiere mejorar el sistema de control de fuego, aumentar la resistencia contra las minas-lapa instalando un panel blindado adicional bajo el asiento de conductor, unificar el tren de rodaje y el motor con el Т-90, y reforzar el blindaje.

Los renovados Т-72 son muy ventajosos, al aumentar considerablemente sus prestaciones y adaptarse perfectamente a las modernas exigencias de las nuevas generaciones de blindados, pero a un precio mucho más bajo.

Sin embargo, las esperanzas del Ejército ruso están puestas en un nuevo tanque, llamado a sustituir los modelos anteriores y a constituir, junto con el Т-90, el grueso de las fuerzas blindadas del futuro. Este nuevo modelo se conoce como Т-95, Águila Negra. El proyecto se inició hace bastante tiempo pero, hasta la fecha, pocas cosas más han trascendido.

Oleg Sienko arrojó un poco más de luz sobre el particular al confirmar que la serie se va a fabricar en Uralvagonzavod, junto con otros detalles:

"Llevamos muchos años trabajando sobre este proyecto. Desgraciadamente, tenemos grandes problemas con el suministro de piezas. Estas empresas dejan mucho que desear desde el punto de vista de la calidad y por el escaso volumen de su producción. Estamos tratando de resolver este problema y nuestros ingenieros y técnicos están esforzándose en crear las piezas y los sistemas necesarios tanto para la versión final como para las versiones de prueba. En caso de recibir la aprobación del gobierno, podremos presentar el primer tanque en la Feria Internacional de Armamento de Nizhniy Tagil este verano.

Aunque no puedo revelar las características de este vehículo, quiero asegurarles que nuestra empresa ha cumplido escrupulosamente con todos los requisitos técnicos estipulados en el contrato. Esperen al verano y podrán ver el nuevo carro expuesto al público en Nizhniy Tagil".

De ser así, Rusia pasará a ser el primer país que presente un tanque de quinta generación. Se espera que el Águila Negra supere en prestaciones a todos sus predecesores y rivales.

Pese a todo el misterio que rodea al Т-95, alguna que otra información se ha podido filtrar. Hay motivos para suponer con cierta seguridad que el nuevo tanque tendrá un peso de unas 55 toneladas, su torreta podrá moverse mediante control remoto y estará dotada de un cañon de calibre 152 mm capaz de disparar tanto proyectiles comunes como misiles teledirigidos.

Las características técnicas y tácticas del tanque, además de la instrucción de sus dotaciones, adquieren una importancia especial en la situación actual, cuando Moscú, por razones de lógica económica, ha decidido reducir sus fuerzas blindadas desde más de 20.000 unidades totales, entre servicio operativo y de reserva, hasta unos 2.000 carros de combate en servicio activo y unos 6.000 en reserva.

Contar con tanques de alta calidad y capacidad de combate es sencillamente básico si tenemos en cuenta la enorme extensión del territorio de Rusia y afrontando la hipotética posibilidad de un conflicto por tierra. De esta forma, una parte del éxito de la reforma del Ejército ruso dependerá del programa de desarrollo del Т-95.
Fuente: Ilia Krámnik, RIA Novosti

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

***Gracias por sus Comentario***