viernes, 23 de diciembre de 2011

El patrullero oceanico “YEKUANA” (PC-23), en viaje de entrega a Venezuela

El patrullero oceanico “YEKUANA” (PC-23)  (Click para ampliar)

El patrullero venezolano “Yekuana” (PC-23) arribó ayer al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en escala técnica de 24 horas, en el viaje de entrega a la Armada de la República Bolivariana de Venezuela, tras su reciente alistamiento en el astillero de Navantia en Puerto Real (Cádiz), donde ha sido construido.

El citado buque está al mando del capitán de corbeta Jesús Martín Acevedo, cuyos padres son naturales de Buenavista del Norte (Tenerife), informa el periódico tinerfeño “El Día” en su edición de hoy. A su llegada al puerto tinerfeño acudió a recibirle el cónsul general de Venezuela en Canarias, David Nievas Branchs. Está previsto que el nuevo buque arribe el próximo 30 de diciembre a la base naval de Puerto Cabello.

Se trata del tercero de los cuatro buques POVZEE encargados por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a la empresa española Navantia y ha sido construido en el astillero de Puerto Real. El buque fue oficialmente entregado el 7 de diciembre y hasta su salida de Cádiz ha permanecido en fase de adiestramiento de su tripulación.

El patrullero oceánico “Yekuana” está capacitado para el desempeño de diferentes misiones como vigilancia y protección de la Zona Económica Exclusiva, protección del tráfico marítimo, defensa de intereses estratégicos, operaciones de búsqueda y salvamento, auxilio a otras unidades y humanitarias, control de contaminación marina, persecución del contrabando, tráfico de drogas e inmigración ilegal, vigilancia y obtención de información de inteligencia operativa o medioambiental, defensa de superficie y guerra electrónica pasiva.

De 2.450 toneladas de desplazamiento a máxima carga, mide 98,90 m de eslora total, 12,60 m de manga y 3,80 m de calado. El equipo propulsor está formado por cuatro motores MTU 12V2000 M50B, con una potencia de 5.900 caballos acoplados a dos ejes y hélices de paso variable, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 24 nudos y mantener una velocidad de crucero de 18 nudos y una autonomía de 3.500 millas. La dotación está formada por 72 personas.

Los sistemas electrónicos han sido suministrados por la compañía holandesa Thales N.V. y consiste en un sistema de control de combate TNN Tacticos, director radar optrónico Sting EO Mk2, director radar optrónico Mirador y un radar multifuncional 3D Smart-S Mk2 EIF.
El armamento está formado por un cañón Oto-Breda Super-Rapid 76/62 mm, a proa; un cañón Oerlikon Millenium de 35 mm, a popa; y dos ametralladoras de 12,7 mm. Dispone, asimismo, de un hangar y una cubierta de vuelo a popa para apontaje de helicópteros medianos.

Navantia ya ha entregado otros tres patrulleros de vigilancia de litoral (PVL), proyecto Avante 1400, todos los cuales pasaron en viaje de entrega por Santa Cruz de Tenerife. Se trata de los buques “Guaicamacuto”, “Yavire” y “Naiguatá”.

El cuarto buque de la serie, “Tamanaco”, está previsto construirlo en los astilleros DIANCA, en Puerto Cabello (Venezuela) con transferencia de ayuda tecnológica española. Así lo ratificó el comandante general de la Armada de Venezuela, almirante Diego Molero Bellavía, en el acto de entrega del buque “Yekuana”.

En mayo de 2009, DIANCA anunció el inicio de los trabajos con el corte de acero del bloque 103, aunque desde entonces no ha habido mayor información sobre el avance de los trabajos. Sin embargo, otras partes del “Tamanaco” ya están terminadas en España y esperan su traslado a Venezuela. En algún momento, por lo que se ha publicado, Navantia consideró que DIANCA no tenía capacidad técnica para realizar los trabajos y propuso completar la construcción del patrullero en España, tal como lo fueron los tres primeros buques.

Por lo que se refiere a la entrega de los buques del tipo POVZEE, concluirá a comienzos de 2012 con la recepción del buque “Kariña” (PC-24) y ha supuesto para la empresa española una facturación de 1.200 millones de euros. Los dos buques anteriores de la serie, llamados “Guaiquerí” (PC-21) y “Warao” (PC-22) también hicieron escala técnica en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en sus respectivos viajes de entrega.

El contrato de los cuatro patrulleros de la clase “Guaiquerí” y de los cuatro buques de vigilancia del litoral de la clase “Guaicamacuto” supone para Navantia en total cinco millones de horas de trabajo (1.456.900 horas para el astillero y 3.580.700 horas para la industria auxiliar) y fue firmado el 28 de noviembre de 2005, en el marco de un acuerdo bilateral entre Venezuela y España.

Fuente: http://delamarylosbarcos.wordpress.com/Juan Carlos Díaz Lorenzo
Foto: Pepe Marrero

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

***Gracias por sus Comentario***