sábado, 16 de agosto de 2014

En 2016 Dianca sería destinada solo a la reparación de barcos

Imagen: AVN
Un proyecto de modernización y ampliación de Diques y Astilleros Nacionales C.A. (Dianca) fue introducido ante el Gobierno Nacional por la presidencia de la estatal, en el marco de la creación de una Zona Económica Especial de Desarrollo en el eje costero carabobeño.

El presidente de Dianca, Franklin Zeltzer Malpica, detalló que el plan comprende la construcción de un medio de varada para barcos de mayor calado, con el fin de tener la capacidad de hacer mantenimiento de buques de hasta 80 mil toneladas, mientras que con la actual fosa solo se pueden reparar embarcaciones de un máximo de 30 mil toneladas.

“Este proyecto tiene el aval de Pdvsa Naval -ente rector de la industria de astilleros en el país-, que tiene entre sus planes que Dianca, a partir de 2016, se dedique exclusivamente a la reparación de buques, por lo que el ensamblaje de nuevas embarcaciones estará asignado a los astilleros Astinave y Astialba, que están en construcción”, explicó Zeltzer Malpica.

Agregó que estos planes buscan seguir haciendo de Dianca una empresa productiva y bella, “ya que muchos dicen que lo que hacemos es sembrar flores, pero el embellecimiento de las instalaciones es parte del objetivo, porque contribuye a tener un mejor ambiente de trabajo y permite tener empleados felices y más eficientes”.

El presidente del astillero porteño precisó que en 15 meses de gestión el propósito principal ha sido el bienestar de los trabajadores, por lo que se han recuperado el comedor y la cocina, y en aproximadamente en un mes se estará inaugurando en los espacios de la estatal naval una arepera y una panadería socialista, administradas por el Ministerio de Alimentación.

“Además, se están adecuando los vestuarios y los baños de los talleres para ponerlos en condiciones dignas para los trabajadores”, explicó Franklin Zeltzer.

Sincroelevador recuperado 

El sincroelevador de Dianca se encuentra 100% recuperado, por lo que está en óptimas condiciones para recibir embarcaciones, aseguró Franklin Zeltzer Malpica.

Agregó que otra de las labores en las que se han enfocado es la desvarada de la fragata F-25 General Salom, con el fin de desalojar dos de los puestos de varada, que son el pulmón económico de la empresa y desde hace mucho tiempo estaban ocupados.

“En los próximos meses comenzaremos a desvarar la fragata F-23 General Urdaneta y posteriormente la F-26 Almirante García -que permanecen en las instalaciones de Dianca desde hace 10 años; sin embargo, el destino final de esas embarcaciones estará a cargo de la Armada, que es el armador.

También estamos llevando a una operatividad de casi 100% el principal puesto de varada del astillero que es la fosa, donde tenemos ya más de ocho meses laborando para su recuperación total”, afirmó Franklin Zeltzer.

Añadió que además han recuperado más del 50% de la maquinaria del astillero porteño que se encontraba totalmente deteriorada.

Fuente: notitarde.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

***Gracias por sus Comentario***